Google es un nombre que no pasa desapercibido, no es extraño ya que es el motor de búsqueda más poderoso que hay, sin mencionar que no importa cuán popular o grande sea, sigue buscando la manera de reinventarse.

Todo comenzó con un proyecto escolar y terminó como el producto más utilizado de todo el mundo. Y a pesar de que eso no se logró de la noche a la mañana, continuó hasta el final.

Es Larry Page es quien nos va a apoyar el día de hoy para impulsar nuestro negocio en internet, con sus ideas visionarias; cabe mencionar que es su culpa que los negocios on line se hayan renovado, utilizando palabras clave y algoritmos.

El factor común

Google, Apple, Disney y Amazon, todas ellas nacieron en un garaje vacío de recursos pero lleno de sueños, y eso es justo lo que necesitas para tener un negocio que funcione: apostar por él, creer en tu idea y avanzar con determinación para alcanzar tus metas aunque ahora no cuentes con los recursos necesarios.

Imagina que Larry Page, Steve Jobs, Walt Disney o Jeff Bezos hubiesen dejado de desarrollar sus ideas solamente por no tener un gran número de personas que los apoyaran. Afortunadamente para nosotros, no lo hicieron.

A veces lo que necesitamos es ver de distintos puntos como puede funcionar nuestra idea, si tu eres capaz de responder estos distintos puntos de vista de forma coherente, entonces estás en el mismo camino de Page, pero no debes olvidar que absolutamente todo debe ser alcanzable y real.

El rumbo

La propuesta de negocios de Page no resultó nada innovadora pero a diferencia de su competencia él tenía bien en claro qué era lo que esperaba de su buscador. Larry Page aún recuerda la noche de 1996 (con 23 años) cuando comenzó a bosquejar los detalles que más le interesaban de la web y cómo podría conectar todos los puntos. Según cuenta el mismo Larry Page, lo hizo para convencerse a sí mismo de que iba a funcionar.

‘Básicamente nuestra meta es tomar la mayor cantidad de información y hacerla accesible y útil’; fue el objetivo inicial, pero detrás de esta frase de Larry Page se esconde uno de los secretos de su éxito: él sabía hacia dónde quería ir, y una vez sabes hacia dónde te diriges es mucho más fácil llegar hasta ahí.

Funcionó, si puedes definir el propósito de tu negocio en una sola frase para asegurarte que sabes bien qué quieres conseguir; continuas por el buen camino trazado por Page pero si no puedes hacerlo significa que tu meta no es lo suficientemente clara.

Yo soy diferente

‘Cuando comenzamos con las búsquedas todos nos decían: chicos, van a fracasar, ya hay cinco compañías de búsqueda. Nosotros contestábamos: somos una compañía de búsqueda, pero estamos haciendo algo diferente’.

He ahí la clave: por mucha competencia que tengas en tu nicho de mercado trata de buscar aquello que te hace diferente a los demás y conviértelo en tu valor diferencial.

Google entró oficialmente al mercado en 1998 y apenas un año después consiguió crear la tecnología de PageRank, que consiste en un sistema de algoritmos que ordenan por jerarquía las páginas de Internet disponibles según su popularidad y la calidad del contenido. Con la actualización de PageRank, Google consiguió finalmente desligarse del resto de los buscadores existentes para la época.

No desprecies, ni maldigas a la competencia es sana y necesaria, ya que sin ella no podrías mejorar ni avanzar; estúdiala y no la pierdas de vista pero muévete rápido para estar siempre un paso por delante. Busca diferenciarte y ganarte el título de “Ellos lo hicieron primero”.

El respeto

“Tratas a la gente con respeto, y ellos tienden a devolver el favor a la empresa”, es por ello que cualquiera de las oficinas de Google, se han convertido en la oficina deseada de muchos. Las personas son el activo más importante de una empresa, si tratas con respeto tanto a tus empleados como tus clientes y potenciales clientes verás como ellos actúan del mismo modo con tu empresa.

Premia el desempeño de tus empleados cuando sea necesario, ya que está demostrado que aumenta la productividad y ayuda a exprimir el talento. Y por otro lado, haz que tu negocio trabaje para que tu audiencia esté feliz y será mucho más fácil que esos usuarios terminen convirtiéndose en clientes.

Trabaja para que cada empleado se sienta valorado, trata de conocer sus necesidades y desafíos, interésate por él y haz que cada miembro del equipo se sienta parte de tu empresa. Porque si cada uno trabaja por su lado podrás lograr grandes cosas, pero solamente trabajando en equipo donde cada uno está feliz pueden lograrse cosas extraordinarias.

Locos

En un mundo carente de locos, esta mas que seguro que tendrás poca competencia, es por ello que el mundo te necesita. No hay nada que produzca más satisfacción que alcanzar metas y cumplir sueños, así que cree en tus sueños porque pueden darte de comer el resto de tu vida.

Los negocios más exitosos se fundaron a partir de sueños e ideas, así que nuevamente: permítete apostar por aquello en lo que crees. Y si fracasas, al menos puedes levantar la frente en alto y decir “Al menos lo intente”, no te preocupes, muchos ni siquiera llegan a ese paso.

Pero por atención, cuando cumplas tus metas no te quedas en la zona de confort; o te acomodes y cuando alcances una meta celébrala pero ve rápidamente a por otra trata de poner emoción en cada tarea que hagas y en cada objetivo que persigas. Si eres capaz de lograr que cada día tu trabajo te excite y te emocione, no habrá quien te detenga.